Esta es una d’esas entradas en las que me pongo a escribir sin tener claro un tema y no sé dónde voy a terminar. Si es que la termino…, porque tampoco sería la primera que queda ahí…, abandonadita en el escritorio como un calcetín cualquiera…, desparejado…, con el que no sabes muy bien qué hacer pero que no te decides a tirar a la basura.

Es sábado, y además de Gloria, y hace un día de sofá, manta y peli d’esas d’antena 3 para echar la siesta…, o la pota. 😅
¡Menos mal qu’está Netflix…! ¡Qué enganchones, maemía…! 
Hace malomalísimo, aunque también os digo que en mi caso, la meteorología poco influye. Estoy cansada. Mucho. Estoy más cansada qu’Isabel Pantoja de la familia Rivera, que ya es estar cansada… Y eso, lo dijo ella, no yo.

Hay como una especie de fuerza extraña que me une a esa señora…, y tengo miedito. 😰
Cumplimos años el mismo día, en unas vacaciones en Túnez me llamaban Pantoja y yo solo tenía ganas d’enseñar los dientesdientes, vendemos una pulsera con su nombre, LA·PANTO, y cada vez qu’estoy muerta-matá de cansancio m’acuerdo d’ella gritando por teléfono a los tertulianos de una televisión autonómica “¡Eeeestoy cansada de la familia Rivera!”.

***Pulsera LA·PANTO

Podría echarle la culpa a la astenia primaveral pero claro…, con la primavera que nos ha llegado…, da hasta vergüencita decir semejante cosa porque…, los cambios d’adaptación de nuestro cuerpo, o por lo menos del mío, a la nueva temperatura y humedad, son cero. 😕
Este año, marzo está siendo otro mes regulero. ¡Y ya van tres!, porque…, telita febrero…
Mira tú que siendo lo corto que es, todavía va a resultar que sigue siendo demasiado largo…

No hay carnaval ni día de los enamorados que haga qu’este mes coñazo, sea un poco más llevadero.
Lo mejor de febrero, es que se acabe.
Y este año, febrero ha acabado con un triple salto mortal porque sí, señores…, ¡el 28 de febrero ha nevado! ❄❄⛄

Sí, estoy hablando de febrero cuando falta cero coma para que termine marzo. D’hecho…, mañana domingo de Resurreción, es ya 1 de abril.
Tampoco debería d’extrañaros porqu’es lo primero qu’he dicho al empezar a escribir: hoy escribo sin tener n’idea de sobre qué voy a escribir. Ahí…, ¡a lo loco! 😀😀😅
Aunque también hay que decir por lo que se lee en las redes…, qu’esto, no debe ser nada excepcional; cada vez es más habitual…
La diferencia está en que sobre lo que yo estoy escribiendo carece de importancia porque no escribo sobre un tema.
No sé si m’explico…

*  ¡Pues a mí febrero, me gusta!
+ ¡Esto es discriminación al mes de febrero!
* ¡Yo nací en febrero, y febrero es guay!
+¡No sé por qué se llama febrero y no febrera!

Mira sí…, lo que tú digas.
Pero también lo que yo diga porque, con las opiniones pasa como con los culos: todos tenemos uno. ¿O tengo que decir una?

¡Válgameelseñor de que pueda ofender a alguien con lo que yo quiero decir y no con lo que ese alguien quiera entender…!

No sé si sois usuarios de Tuister…, pero está on fire. 🔥🔥💥

El Twitter. ¡Eso sí que da miedo!, y ya mucho asquete, que también, pero…, ¿qué vas a hacer en esta santa semana con el tiempo que hace y el’esmarfon a mano? Efectivamente: ¡vichear!. 💕
Con uve porque viene del verbo vichar, (mirar, vigilar, controlar y/o observar) aunque no me digáis que no mola con la b…
Yo esta palabra se la leí por primera vez hace ya muchos años a una sanluqueña cuando internet no era lo que es ahora, y es que se m’enamora’l’alma con la palabrita. ¡Hola ttikitta, que sé que me lees! 🙋😜😘

Omaigod! Ya ha vuelto a salir la vena de la qu’os hablaba: además de vena cava, debo tener vena pantoja también.

 

Vale…, de momento había llegado hasta Twitter hablando de febrero y la Pantoja y no tenía n’idea de cómo salir d’ahí hacia vaya usted a saber dónde sin que se notara demasiado en el relato…, así que discretamente he tenido que hacer la croqueta para poder cambiar de tema y…, ¡vol-ver a la Pantoja! 💃💃💃

Todo esto sería mucho más divertido si pudiera añadir efectos especiales d’esos de ruiditos y voces para darle un mayor dramatismo al tema, pero de momento, los efectos especiales los vais a tener qu’imaginar vosotros. Yo lo hago cuando leo en internet. Creo que incluso os lo he contado alguna vez.
Me imagino la voz y cómo puede estar escribiendo la persona, leyendo su comentario.
Antes me resultaba más sencillo hacerlo porque no había fonos ev’rigüer y me resultaba más fácil imaginar cómo podían teclear desde el pc. Nuncajamásnever me los imagino físicamente.
Os lo aclaro para que no vayáis a pensar qu’estoy fatal de lo mío… 😁

¡Y aquí’stoy…, un sábado glorioso, … glorioso porque estamos en Semana Santa, n’os vayáis a creer que vaya a ser un sábado d’aquellos de ¡SÁ-BA-DO ouyeah! porque aquellos sábados…, aquellos sábados ya pasaron a la historia hace algún tiempo…, en pijama, contando poco y hablando menos de lo que realmente tendría qu’hablar: los joyos…! 😩😱😰😨

 

Habrá qu’esperar a mañana, qu’es domingo de Resurrección y dicen qu’el tiempo va a ser mejor. Veremos…, porque de momento…, solo es primavera en El corte inglés. 🌸🌸🌸