No sabemos si cortarnos las venas o dejárnoslas largas.

Mira que igual no hay quinientas mil veintiuna páginas que venden pulseras, para qu’hagamos un anuncio de nuestra web y salten tres liebres para decirte qu’eres la copia de una marca qu’en sus inicios solo fabricaba cincuenta piezas de un modelo, y que hace ya varios lustros debería haber añadido un mil a su nombre.
¡Olé! 👏👏👏

¿Esto es bueno o es malo? Claramente, bueno.
¿Por qué? Porque si de esas quinientas mil veintiuna que hay, solo la nuestra es la copia, es co jo nu do, teniendo en cuenta que somos dos personas y que nos están comparando con un grande. 😏

El que no ve el lado positivo de las cosas, es porque no sabe.

Sí, usamos el mismo material: zamak con baño de plata.
Sí, cuidamos la estética tanto como ellos dentro de nuestras posibilidades, muy pequeñas, comparadas con las de un gigante.
¿Realmente nos parecemos tanto? No.

Está claro que a estas alturas, está complicado volver a inventar la pólvora, ¡qué ojalá!, pero no.
Y sí, nos jode: Supongo que a esta gente le faltan horas al día para escribir su copiotis, copiotis en cada cosa que ven pasar por delante de sus narices porque sí: hay quinientas mil marcas relacionadas con el deporte, setecientas mil de pantalones vaqueros, un millón de empresas de zapatos, teléfonos, diseño, muebles, marketing…, y asín, hasta’l infinito.
¡Maemía…, cómo tienen qu’acabar el día!

El caso es, que nosotras a lo nuestro, y lo nuestro son nuestros joyos.
Ya sabemos y sabéis cómo llamar a lo que hacemos pero…, ¿cómo llamar a cada uno d’esos joyos?

Ya os digo que ha habido varios intentos de llamarlos por un nombre o referencia y qu’acabaron en absoluto desastre porque era imposible saber luego mirando esas combinaciones de números y letras, de qué estábamos hablando. Seguíamos llamándolas como nos salía de la peineta: PUC-3R-3 era la de las tres bolas de colores y cierre así (y hacíamos un gestito enganchando los dos dedos índices), PPR, la pelona roja, P1E-01, la de tubo, P2E-02 la doble de tubo…
Y así todo.
Es como si fueras la novia de Felipe Juan Froilán de Todos los Santos sabiendo que vas a terminar llamándole Cari, así que justo en el momento de montar la web, decidimos, empujadas por Pablo, nuestro desarrollador web, que había que bautizar nuestros joyos. Nos urgía.
No sabíamos por dónde tirar, porque una cosa es la gente que ya teníamos en nuestra peich de fleibur y que sabía más o menos por dónde y cómo nos movemos al hablar, y otra muy distinta llegar a un público que no tiene ni idea de quiénes o cómo somos, y s’encuentren con algo demasiado grijander. Ya tu sabehhh…

Y entre estar callado y tocar la trompeta, justo ahí, justo en ese punto medio, encontramos el punto exacto para poner nombre a cada una de nuestras creaciones. O eso creemos…
Claro que…, viendo nuestra marca…, tampoco hay qu’esperar peras del olmo. Esto es imagen de marca que se dice o hay que ser consecuente que s’entiende mejor.
Pues…, marchando una lista de nombres para nuestra tienda online o THE·chop, que es como se llama. 😛

Así que despacito y con buena letra, empezamos con el cuarteto de La tormenta perfecta: pulseras Chispeando, Sirimiri, La Virgen de la Cueva y Galerna.

Sí, las pulseras Chispeando y Sirimiri son las que ya habían tenido antes otro nombre: P1E-01, la de tubo y P2E-02, la doble de tubo. Les hemos hecho un Alejandro Sanz.
¿Por qué?
Él tambien tuvo un nombre ridículo cuando empezó: Alejandro Magno, y esto, es en serio. 😀 😀 😀

¡Ojalá nuestros joyos triunfando como Alejandro…! ¡OUYEAH!

Hechas las primeras presentaciones formales, explico por qué he elegido estas cuatro pulseras: ¡son comodísimas!, tanto si estás acostumbrada como si no a llevar pulseras. Son pulseras elásticas, lo que facilita el quita y pon. Todas las piezas son de zamak con baño de plata.
Con la pulsera Chispeando s’acabó el no suelo llevar nada porque me molesta; es una pequeñagran pulsera bien para llevarla sola, combinada con otros joyos o acompañando al reloj. Es la pulsera ideal para iniciarse en el mundo joyo.

¡Y qué os voy a decir de sus primas Sirimiri, La Virgen de la Cueva y Galerna…!
Son igual de cómodas pero a lo más grande.
Antes de seguir avanzando, a los que no sabéis qué es el Sirimiri o una Galerna, os cuento qu’el sirimiri es una llovizna de gota pequeña, así que no, no es un palabro de los nuestros aunque perfectamente pudiera haber sido…, y la galerna, es un temporal con mucho viento. Pero mucho.
Pensamos en utilizar también el nombre de CALA BOBOS en vez de Sirimiri, y GODZILLA  en lugar de Galerna pero…, 😛
Lo de La Virgen de la Cueva, ¿está claro, no?

Es lo que tenemos los del Norte: tenemos la lluvia muy presente en nuestro día a día. Igual si hubiéramos sido del Sur…, perfectamente las podríamos haber llamado SOLECITO, EMPIEZA EL CALORCITO, ¡OJÚ, QUÉ CALÓ! y SOCORROOO.
O algo. Tranquilamente además.

¿Y para qué cºño m’explica esta tía todo este rollo de los nombres? Si me gusta la pulsera, pues me gusta, se llame Sirimiri o Rita La Pollera.
Pues igual tienes razón…, ¡alomojó! Si te gusta, también alomojó incluso la compras 😛

Igual te da lo mismo cómo llamamos a nuestros joyos, pero d’algo tengo qu’escribir yo y el tema de cómo decidimos qu’íbamos a llamarlos, ha sido una decisión importante para nosotras.
Además, el brainstorming fue la risa, porque hay cosas que queríamos pero había qu’encontrar ese punto intermedio del que ya antes he hablado. Por cierto, gran nombre el de Rita La Pollera…:¡me’l’apunto!

Lo que sí os digo, es que todos y cada uno de los nombres de nuestros joyos, están puestos con mucho cariño. Especialmente tres: Las Niñas de nuestros ojos: pulseras ANNE, LEIRE e IRAIA.
IN LOVE  ♥♥♥ o IN LOF que decimos nosotras.

Tengo que decir, que no todo es tan sentimental… 😀
Hay cosas que te recuerdan a otras cosas, y a nosotras, una de las últimas pulseras qu’hemos hecho, nos recuerdan a unos dientes, y como nosotras hilamos fino… 😁😁😁 Dientesdientes: pulsera LA·PANTO 💃🏻💃🏻💃🏻

Umm…, ahora que lo pienso…, si ya tenemos a la Pantoja, y creamos un joyo que se llame Rita La Pollera…, ¡habremus la colección Tablao Flamenco!
¡Ay ama que me vengo arriba! 😀 😀 😀
¡No he terminado de contaros cómo se llaman cada uno de los joyos qu’habemus, y os estoy contando lo que todavía no está!. Si es que así, no se puede.
M’enrollo sola y os hago el lío, que también, porque ya me diréis lo qu’habríais aguantado leyéndome si me pongo aquí a poner una serie de nombres como si fuera la lista de los reyes Godos: cero coma.

Este blog, THE·Blog, no deja de ser un sitio donde entretenerse, donde yo cuento cosas sobre nuestro trabajo, que nos tomamos muy en serio, y si hay suerte, pues algunos leen. ¡Si hay hasta a quien le gusta, fíhatetú! 

Esto podría ser mucho más fácil para mí: os pongo tres fotitos que m’encuentro en internet, os llamo corazones o princesas, os doy los buenos días, os cuento lo malísimo qu’es el lunes, os deseo un feliz martes, un maravilloso miércoles, un :S súper juernes, os aviso que ya es viernes 😛 por si no os habíais enterado, y también de que ¡por fin! ha llegado el súper finde: ¡IUJUUUUU!, como si fuéramos a hacer algo tan interesante el güiken como llegar a la luna. O parecido.
Todo esto sin olvidarnos del copia y pega. COPYPASTEcopypaste.

Pues NO. ¡Asín no nos gusta!
Pero admitimos sugerencias, of course! Luego…, 😛 😀 😀 ya veremos lo qu’hacemos con ellas.
¡Ojalá muuuuuchas sugerencias! Pero no, lo hemos intentado varias veces en facebook…, y la respuesta ha sido la bola del Oeste. 🙁 🙁 🙁
¡Qu’hagamos sorteos! MAEMÍA, maemía…
YA HICIMOS. ¡Dos!
Bueno, hemos hecho más pero d’aquel tipo, dos: el primero fue súper divertido y el segundo…, fue el último.
No te digo nada y te lo digo todo.

Igual…, un día aquí…, alomojó lo cuento si no se m’ocurre nada mejor sobre lo qu’escribir.

Tampoco te voy a pedir que comentes o compartas esta entrada, pero si lo haces…
😀 😀 😛

ZENKIUVERIMACH!